Préstamos Online

Los préstamos online se han convertido en un modo muy fácil y rápida de solventar los problemas financieros. Aprende a solicitarlos y obtenerlos.

  • Prestamos rápidos
  • Encuentra créditos rápidos
  • Transparencia
Solicite un préstamo ahora


Tasa de aprobación
75%
Popularidad de uso
91%
Servicio al Cliente
71%
Principal » Artículos » Préstamos Online

Créditos rápidos en marzo 2021

ES - Tu-Credito-Rapido
★★★★
Importe 50 - 9000 euros
Plazo 1 - 60 meses
Edad min. 18 años
  • Toda la solicitud es online.

  • Tu préstamo en cinco minutos.

  • Tus datos completamente protegidos.

ES - FiestaCredito
★★★★
Importe 100 - 1000 euros
Plazo 61 - 90 días
Edad min. 18 años
  • Acepta ASNEF.

  • Amplia gama de préstamos, duraciones y bajas tasas de interés!

  • Sin letra pequeña, con total transparencia y seguridad.

ES - Vivus
★★★★
Importe 50 - 300 euros
Plazo 7 - 30 días
Edad min. 21 años
  • Te transferimos el dinero muy rápido.

  • Tu préstamo online rápido, sin aval y sin papeleos.

  • Con total seguridad, transparencia y sin letra pequeña.

ES - Younited-Credit
★★★★
Importe 1000 - 50000 euros
Plazo 6 - 84 meses
Edad min. 18 años
  • Simula tu proyecto sin compromiso.

  • Firma online con un código.

  • 0% comisión por amortización.

ES - Moneyman
★★★★
Importe 100 - 1300 euros
Plazo 5 - 62 días
Edad min. 18 años
  • Te respondemos en 1 minuto. Con avalista.

  • Transferencia en tan sólo 15 minutos.

  • 96% de clientes satisfechos.

ES - Prestamer
★★★★
Importe 50 - 1000 euros
Plazo 7 - 30 días
Edad min. 21 años
  • El dinero envíado al instante!

  • Funciona todos los días.

  • Ni avales ni depósitos.

ES - Welp Crédito
★★★★
Importe 50 - 5000 euros
Plazo 1 - 36 meses
Edad min. 18 años
  • Plataforma ágil y fácil de usar

  • No aceptan ASNEF crédito

  • Una excelente Calculadora de crédito

ES - Credy
★★★★
Importe 50 - 750 euros
Plazo 1 - 30 días
Edad min. 18 años
  • Tu primer préstamo es gratis!

  • Disponible las 24 horas del día

  • Préstamos con Asnef

ES - Crezu
★★★★
Importe 500 - 10000 euros
Plazo 6 - 60 meses
Edad min. 18 años
  • Tu primer préstamo es gratis!

  • Préstamos incluso con ASNEF

  • El 86% de los clientes vuelve a contactar

ES - Finzmo
★★★★
Importe 500 - 10000 euros
Plazo 6 - 60 meses
Edad min. 18 años
  • Servicio completamente gratuito.

  • Transferencia del dinero en cuestión de minutos.

  • La privacidad del cliente es principal.

ES - Ibercrédito
★★★★
Importe 50 - 800 euros
Plazo - 30 días
Edad min. 21 años
  • Tu eliges el día exacto de la devolución

  • Dinero a tu cuenta de forma inmediata.

  • Posibilidad de pedir una prórroga mensual.

ES - Mi Credito Ok
★★★★★
Importe 50 - 5000 euros
Plazo 1 - 48 meses
Edad min. 18 años
  • Sin sorpresas, cuota fija mensual

  • Transferencia del dinero en cuestión de minutos.

  • Rápido, solicitud en 5 minutos

LEE MÁS SOBRE CRÉDITOS RÁPIDOS EN LÍNEA

Tiempo de leer: 4 minutos

préstamos onlineLos préstamos online son cada vez más comunes en España, muchas son las plataformas y personas que se han sumado a esta modalidad de solicitar préstamos.

Ahora bien, ¿Cómo es el proceso para solicitar préstamos por internet? ¿Quiénes pueden solicitar préstamos? ¿Qué caracteriza al proceso online?

Son preguntas que seguro muchos de vosotros os hacéis, pues, aunque ya los préstamos por internet son una realidad, todavía hay ciertas dudas sobre ellos.

Aquí encontraréis todo lo que necesitáis saber sobre sobre los créditos online para que desde ya solicitéis el tuyo.

¿Cómo funcionan los préstamos Online?

Los préstamos no cambian en cuanto a su definición: una institución financiera otorga cierta cantidad de dinero con la condición de que sea devuelto bajo las condiciones pautas. Eso se mantiene online.

La diferencia es que en esta modalidad entran en juego las plataformas financieras online que tienen una manera de trabajar distinta a los bancos tradicionales. Aunque también es cierto que poco a poco la banca tradicional está dando el salto al mundo digital.

Dichas plataformas o instituciones online son más flexibles en todos los sentidos: en requisitos, cantidad de dinero, plazo de devolución, entre otras cosas. También los préstamos en línea son más rápidos y no necesitas ir a una oficina. 

Os podemos definir el funcionamiento y las características de la siguiente manera:

  • Sin papeleos: no es necesario llenar papeles y llevarlos al banco. Solo necesitáis un dispositivo con conexión a internet.
  • Es seguro: las instituciones financieras recomendadas aquí operan legalmente en España.
  • Rapidez: el proceso y la aprobación son rápidos. Tendréis el dinero en vuestra cuenta bancaria en máximo 72 horas.
  • Flexibilidad: podéis pedir desde 1000 euros hasta más de 30000 y también podéis establecer el tiempo de devolución.

Requisitos para solicitar préstamos en internet

Los requisitos de las plataformas financieras online dependen de sus políticas y de los tipos de préstamos que otorguen. No obstante, hay un conjunto de requisitos en los que todas coinciden.

En ese sentido, los requisitos para solicitar préstamos en el acto, son:

  • Tener entre 18 y 70 años.
  • Ser español y estar dentro del país.
  • Documento de identidad vigente.
  • Poseer cuenta bancaria en un banco español.
  • Comprobar ingresos regulares.
  • No estar registrado en listados de morosidad.
  • Poseer teléfono y correo electrónico.

Como os dijimos, muchos de los requisitos dependen del tipo de préstamo y de las reglas de la plataforma financiera. Por ejemplo, hay préstamos para personas con ASNEF, pero no pueden solicitar más de 1000 euros.

Condiciones de los préstamos

En algunas instituciones financieras en línea es posible conseguir préstamos sin intereses, sobre todo si sois un nuevo cliente.

Pero no en todas sucede eso, es más un tipo de promoción que otra cosa. Por lo general tendréis que pagar el préstamo dependiendo del TIN y la TAE.

Dichos intereses representan el coste total de un préstamo online, el cual varía dependiendo de la cantidad solicitada, plazo de devolución y características de vosotros como solicitante.

Es decir, si tenéis una buena comprobación de ingresos y vuestro historial financiero no está manchado, podéis conseguir préstamos en el acto más baratos.

Sea cual sea vuestro caso, debéis enfocaros en los intereses. Si no tenéis conocimientos de ello os explicamos:

  • TIN: es el Tipo de Interés Nominal, un porcentaje que representa lo que debéis pagar en intereses solo por el dinero solicitado.
  • TAE: la Tasa Anual Equivalente es el interés más importante, este reúne todos los cobros que inciden en el coste total de los préstamos rápidos. Comisiones, TIN, pagos extras, entre otros.

Para entenderlo mejor: un préstamo en el acto de 300 euros para devolverlo en 30 días tiene un TIN de 420.00 % y la TAE 3’752 % da un total a pagar de 405 euros.

¿Cómo solicitar préstamos online?

Solicitar préstamos sin intereses o con intereses en las plataformas financieras por internet es muy sencillo. Aquí os explicaremos el paso a paso.

  1. Selecciona la mejor oferta del mercado. Podéis apoyaros en un simulador de préstamos para comparar ofertas.
  2. Ingresa a la página web de la institución financiera y completa el formulario de solicitud. En algunos casos será necesario registrarse.
  3. Verifica que cada dato ingresado esté correcto, un error puede derivar en la no aprobación del préstamo.
  4. Envía y espera que el sistema analice vuestra solicitud.
  5. Si el préstamo es aprobado recibiréis por correo electrónico el contrato y debéis aceptarlo con una firma digital.
  6. En un plazo no mayor de 72 horas el dinero será transferido a vuestra cuenta bancaria. Recuerda que se trata de préstamos rápidos.

¿Qué pasa si me atraso con el pago del préstamo?

Nunca, pero nunca, será buena idea atrasarse con los pagos de un préstamo, no importa si lo solicitáis de manera tradicional u online.

El qué pasará depende enteramente de las reglas de cada institución prestamista. Hay quienes primero intentan mediar a través de llamada con el cliente antes de tomar medidas más drásticas.

Mientras que otras al ver que el usuario no cumple lo penaliza con un el cobro de cierto porcentaje que va atado al monto del préstamo.

Si la deuda persiste vuestro nombre puede ser incluido en listados de morosidad, generando una mancha en vuestro historial crediticio y restando posibilidades de conseguir préstamos en el futuro.